Los platos rotos los paga el trabajador

Publicada en Publicada en Ultimas Noticias

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, llegó a la 107 conferencia anual de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que se realiza en Ginebra, Suiza, poco después de que el secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez, realizara un discurso crítico de la situación de los trabajadores en el mundo pero también en la Argentina. El titular de la Uocra aseguró que en el país “se viven momentos de angustia y tristeza”, que la crisis profundiza la grieta y a modo de advertencia de lo que por estos días la central obrera discute la posibilidad de lanzar un paro general, dijo que “los trabajadores (argentinos) también reaccionaremos”.

Martínez desarrolló su discurso desde lo general a lo particular. Sobre la situación de los trabajadores en el mundo dijo que la libertad con la que se manejan los capitales financieros está provocando consecuencias negativas sobre los trabajadores que se expresa en “explosión de la desigualdad entre las diferentes regiones del mundo pero también la que reina dentro de cada país”. Incluso remarcó que “el incremento de la informalidad, la precarización y la falta de trabajo decente en las cadenas globales de suministro” representan una verdadera alarma pero sobre todo “el aumento de la inequidad y el fracaso de la globalización como respuesta al bienestar social”.

En esa línea y ya concentrado en lo que sucede en América Latina, el jefe del gremios de la construcción habló del predominio de lo que llamó “la cultura del privilegio” que promueve la concentración de la riqueza que “naturaliza la desigualdad y el predominio de los poderes hegemónicos”.

Hacia el final de su exposición, Martínez habló de lo que sucede en la Argentina y sostuvo que la crisis macroeconómica no solo profundiza la grieta sino que además “alienta la falta de esperanza”. En ese sentido rechazó el camino elegido y señaló, sin nombrar al gobierno de Mauricio Macri, que “una vez más caemos en las garras del Fondo Monetario Internacional”. El sindicalista advirtió que así como los mercados, el campo reaccionan ante la crisis los trabajadores también lo harán. No habló de medidas de fuerza pero la afirmación la hizo justo en la semana que la CGT debatirá la fecha de un paro general. Por eso las afirmaciones de Martínez resultaron más elocuentes cuando ante los delegados a la conferencia de la OIT se preguntó quién “pretende que los costos de los errores no forzados en la gobernanza del gabinete económico y las recetas de ajuste que impone el FMI lo paguemos los trabajadores”. Luego y a modo de respuesta indicó que “aquí las víctimas de la inflación, de la pérdida de reservas y de la paralización de la economía somos los trabajadores”. Sin embargo Martínez no quemó las naves, no era el espacio indicado, y llamó a retomar “el diálogo social” para “superar este mal momento y transformarlo en una salida de desarrollo sustentable”.

Triaca llegó poco después y su discurso recién se concretará el próximo miércoles y, según informaron desde el Ministerio, lleva como título “el futuro del trabajo y la equidad de género, ejes centrales del debate propuesto por la delegación argentina en la conferencia”. Antes, el ministro mantendrá una serie de  reuniones bilaterales con los ministros de Trabajo de Canadá, Holanda, Chile y México, entre otros países, en el marco de la presidencia del G20 que ejerce la Argentina.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/119347-los-platos-rotos-los-paga-el-trabajador